Vía del Guarda. Pedraforca

  • Zona: Dent de Cabirols. Pedraforca
  • Aperturistas: Joan Martí con la colaboración de Paco Vargas i Pere Roca 23 de Junio 1976
  • Dificultad: 6b
  • Dificultad obligada: 6a
  • Longitud: 120 metros
  • Orientación: Norte
  • Equipamiento: Semiequipada. Reuniones con parabolts antiguos rapelable.
  • Material: 17 cintas, semáforo de aliens, friends hasta el #2 , juego de tascones
  • Horario: 1h aproximación, 3h30’escalada cordada de 3, 2h10’ retorno
  • Agua: delante del refugio Lluís Estasen hay fuente

Pinchar aquí para abrir reseña/topo en PDF.

La simbología utilizada en la topo se puede encontrar aquí.

Aproximación

Aparcamos el coche en el Mirador de Gresolet en el Pedraforca. Por la carretera, antes de llegar al mirador hay unas escaleras de piedra que suben al refugio de Lluis Estasen (está indicado). Una vez en el refugio, teniendo la fachada a la espalda tomaremos el camino más a la izquierda por el que no hayamos llegado: el Camí de la Enforcadura. Al cabo de unos 10 minutos tendremos una tartera al final de la cual vemos la Dent de Cabirols. Iremos subiendo lo máximo que podamos a la izquierda de la tartera por el bosque, hasta que el camino nos obligue a ir por la propia tartera.

Parabolt de inicio de vía
Parabolt de inicio de vía

Tendremos algún que otro hito. La Dent de Cabirols estará todo el rato visible al ascender y será relativamente fácil orientarse y encontrar a pie de vía. Unos 10 metros de trepada fácil por roca nos llevrán a un parabolt casero. Es donde consideramos nosotros el inicio de vía.

La Vía

  • L1 (V – 30m): Este primer largo es común a la vía Cerdà-Albert. Es el más fácil de la vía y no tiene pérdida. Reseguimos un diedro con fisura hasta el final. Hay opción de completar los seguros existentes. Al final del diedro, a nuestra izquierda, veremos uno de los parabolts con argolla que forman la reunión. Ésta estará sobre una terraza amplia y cómoda.
  • L2 (6a+ – 25m): La vía del Guarda se va hacia la izquierda, los parabolts de la derecha se corresponden a la Cerdà-Albert. A la izquierda veremos un parabolt casero que será nuestro primer seguro, a partir de ahí ascenderemos resiguiendo la fisura. Es un largo que se irá suavizando en el grado pero al estar tan patinoso es bastante incómodo de escalar en general. Recorreremos la fisura hasta encontrarnos dos pitones muy seguidos en una fisura horizontal, ahí hay que flanquear hacia la izquierda para ir a buscar una repisa pequeña donde pondremos montar la R. Hay alguna que otra opción para completar los seguros que hay en la vía.
  • L3 (6b – 30m): A nuestra izquierda hay una canal que es por donde sigue la vía. Al salir de la canal seguiremos con tendencia hacia la izquierda donde encontraremos el primer seguro. Seguiremos escalando en placa con tendencia hacia la izquierda y hacia el techo debajo del cual estamos. Tendremos varios pitones y una fisura a nuestra izquierda para completar si hiciera falta. Ascenderemos hasta llegar el techo donde podremos meter dedos en la fisura horizontal y habrá que buscar pies. En adherencia es difícil ya que la roca patina. Una vez a la derecha techo tendremos un diedro vertical y atlético que nos llevará hasta la R sobre una pequeña repisa.
  • L4 (6a+ – 35m): Desde la R salimos de nuevo hacia la izquierda y ascendemos de nuevo por un diedro. Con unos pasos finos inicialmente y uno atlético a posteriori. Una vez superado nos encontraremos con un terreno fácil y desequipado donde tenemos que movernos por intuición, buscando la lógica del largo e intentando evitar los tramos rotos. El final del largo es una canal.

Retorno

Desde la última reunión iremos hacia la izquierda mirando la pared. Al cabo de unos 30 metros veremos un árbol con  una instalación de rápel. Antiguamente era una cuerda fija, pero sólo queda la parte del árbol. Rapelamos por la canal, unos 20 metros, y desde el punto donde nos deja descendemos hacia el sureste, a buscar el árbol más grande que veamos cerca. Una vez llegados al árbol nos dirigimos en dirección contraria en la que íbamos y bajaremos por una canal donde encontraremos una cadena que nos llevará a una instalación de rápel. Descendemos unos 55 metros y ascendemos hacia la derecha (mirando la pared) Uno se puede detener algo antes si sólo tiene cuerda de 50, hay una repisa inclinada antes. Damos la vuelta al espolón y tendríamos que ver una reunión en la pared de en frente. Hay un paso expuesto para llegar a dicha reunión. Desde ahí montamos un tercer rápel con el que llegamos al inicio de la tartera.

Hemos leído en blogs que después del primer rápel hay opción de bajar andando.

Instalaciones de rápel que usamos para el descenso
Instalaciones de rápel que usamos para el descenso

 

Opinión personal  y experiencia personal

Vía guapa, especialmente por el tercer largo que es espectacular. Lástima que el segundo largo sea tan patinoso, o al menos fue la sensación ese día. El segundo largo obliga a tomar posiciones muy incómodas para escalar.

Se agradece que algunos seguros tenga vagas colgando bastante largas, hace que se aseguren algunos pasos desde bastante más abajo. Es una vía para quitarse el sombrero y reverenciar al aperturista.

La roca en general muy buena, especialmente en los tramos difíciles. En los fáciles sí que tendremos que estar atentos en algún que otro sitio.

Recomendamos a la gente que se pase por el refu donde podrán ver la reseña de la vía antigua. Algún que otro V+ ha evolucionado a 6a+ y 6b.

Realizadda 24/6/2017

Referencias

Libro Pedrforca Indret Mític. Guia D’Escalades. Joan Miquel Dalmau. Editorial Aeri New Alpin S.L.

Web Domzalski

Web  Annapurna

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *