Pany Ferrera + Electric Ladyland. Montserrat

  • Zona: Paret de l’Aeri. Montserrat
  • Aperturistas Pany Ferrera: Jordi Panyella y Jordi Ferrera 1941
  • Aperturistas Electric Ladyland: Armand Ballart, Josep Carbonell, Joaquím Prats y Francesc Queralt 1978
  • Reequipadores Pany Ferrera: Jordi Martí y Luis Alfonso 1992
  • Reequipadores Electric Ladyland: Armand Ballard, Jordi Martí y Luis Alfonso 1992
  • Dificultad: 7b
  • Dificultad obligada: V+/A1
  • Longitud:295m
  • Orientación:Este
  • Equipamiento: Semiequipada con parabolts, buriles, spits, pitones.
  • Material: 16 cintas, aliens, camalot hasta #3, útil juego de tricams, plaqueta recuperable
  • Horario: 1h aproximación, 5h30’ escalada, 1h10’ retorno
  • Agua: Plaza del pueblo de Monistrol o en la carretera de subida está la Font del Monjos

Pinchar aquí para abrir reseña/topo en PDF.

La simbología utilizada en la topo se puede encontrar aquí.

Aproximación

Bloque que hay que trepar para adentrarse en el torrente

Dejamos el coche en el refugio Santa Cecilia “Bartomeu Puiggros” que se encuentra en la carretera que va desde el Monasterio de Montserrat a can Massana (BP-1103). Al otro lado de la carretera tomamos el camino del Camí de l’Arrel dirección monasterio. Al cabo de unos 15 minutos, en una curva cerrada, habrá un pequeño hito a nuestra izquierda y un bloque que habrá que trepar a nuestra derecha. Es donde se inicia el torrente que nos llevará a pie de vía. Al final del torrente habrá unos escalones de hierro forrados y una especie de cable de vida que recorre la parte inferior de la pared. Vamos resiguiendo hasta reconocer la línea de la vía. La vía se puede visualizar antes de subir por los escalon

Casi a pie de vía

es forjados. Ya en el cable podemos encordarnos para llegar a la R0 de la Pany-Farrera que está por encima, a la izquierda del árbol que está creciendo en la fisura. La R0 ya nos marcará el tipo de seguros oxidados que nos iremos encontrando.

 

La Vía

  • L1 (V+ – 50m): El primer pitón lo veremos a nuestra derecha y ya nos marcará que hay que escalar por el diedro. Hay opciones de completar los seguros existentes con algunos flotantes. El largo será algo herboso. A mitad del largo nos encontramos una antigua reunión que podemos chapar y seguir. La R que nos interesa, se encuentra a pie de una chimenea resiguiendo el diedro, en la pared de la izquierda. En algún momento hay que vigilar la roca.
  • L2 (V – 50m): Los primeros metros son de chimena con abundantes pies y manos en la pared que nos queda a la izquierda. En cuanto salimos de ésta, nos tocará algún tramo de escalada en placa y alguno por el diedro que va reseguido por una fisura donde, en algún momento, podemos meter seguros. Volvemos a saltarnos una reunión antigua y cuando lleguemos al árbol, iremos hacia la izquierda bordeando éste y escalando por placa para llegar a una reunión cómoda.
  • L3 (6a – 50m): No hay pérdida posible. Desde la reunión vemos el techo al cual nos tenemos que dirigir, pero en este largo todavía no llegaremos a él. Se sale por la derecha y al cabo de unos 8 metros tendremos un spit a nuestra izquierda. Desde ahí subimos rectos a buscar una laja que bordearemos por su izquierda para ir de nuevo a buscar al diedro. Opciones de completar los seguros existentes. Hay una reunión intermedia que nos saltamos.
  • L4 (6b+ – 35m): Largo en el que sí que llegaremos al techo. Largo muy arenoso y lleno de polvillo. Algún seguro se mimetiza con la roca de la cantidad de arena que le ha caído encima. Hasta prácticamente el final del largo no entraremos en la parte de artificial que quedará en la pared de la izquierda. La reunión estará en la pared de la derecha y es totalmente colgada e incómoda.
  • L5 (7a+ – 20m): Prácticamente vemos todo el recorrido del largo, inicialmente vamos en diagonal hacia la derecha, después un techo horizontal, y al salir de éste salimos rectos hacia la reunión. Desde la R vemos el único punto donde los seguros alejan algo más, que es en la parte horizontal del techo. Justamente donde está el parabolt que se ve desde la reunión.
  • L6 (7b – 35m): Largo famoso de la vía donde primero hay tramo de escalada artificial para llegar a una laja enorme. La laja ofrece en todo su recorrido manos para escalarla. Prácticamente cabe todo el brazo. Se recorren unos 20 metros de la laja en los cuales hay un único buril en buenas condiciones. Una vez superada la laja tendremos una ristra en su mayoría de paraboles hacia la izquierda que nos llevarán hasta la reunión.
  • L7 (6a – 30m): Escalada en placa donde los seguros están bastante cerca pero hay que vigilar la roca. A medida que avancemos el grado se suavizará hasta llegar a pie de un diedro con la roca de color blanco y completamente diferente al conglomerado montserratino, pero de buena calidad. Habrá que hacer un último apretón para llegar a la R a nuestra izquierda.
  • (III – 25m): Largo de transición en el que salimos hacia la izquierda por la placa para ir a buscar una canal terrosa. Nos saltamos la reunión intermedia que hay.

Retorno

Desde la reunión del árbol, a nuestra derecha tendremos un muro que reseguiremos y nos llevará a un camino que acabará en otro muro. En este segundo muro, mirando la pared iremos hacia la izquierda que nos llevará a una zona despejada de árboles. En este momento podremos ver un helipuerto a nuestra izquierda y las torres a nuestra derecha. A mitad de distancia entre los dos, aproximadamente, veremos un camino que sale perpendicular a la línea formada por el helipuerto y las torres. Este camino nos llevará a una nueva zona despejada de árboles. Desde aquí tendríamos que ver una torre de alta tensión que es donde se inicia la bajada por la Canal de Sant Jeroni. El final de la canal es prácticamente el aparcamiento de Santa Cecília.

Opinion personal y experiencia personal

La vía tiene muy buena fama de ser bonita y la gente la puntúa muy bien. En nuestro caso sí que la consideramos una vía emocionante y excepcional, especialmente por el largo de la laja, pero no la consideramos especialmente bonita, pero sobre gustos… colores.

En la cordada hemos coincidido que es una de aquellas vías que, una vez hecha, no vamos a repetir. En el largo de la laja, realmente da la sensación de que se puede caer en cualquier momento. Pero esto es algo que seguramente se lleva repitiendo desde que la abrieron. Puede que la laja aguante otros 30 años allí suspendida sin que se caiga con el paso de los escaladores… o no.

No recomendamos esta vía para gente que se inicie en vía larga por el largo de la laja. Se ha de tener la cabeza acostumbrada a encontrarse cualquier cosa en vía larga.

Habíamos leído que la sombra entraba a las 12 en esta vía, pero no es cierto para mediados de julio. En nuestro caso entró hacia las 13:30.

Realizada 21/7/2019

Referencias

Libro Montserrat Vertiente Norte. Luis Alfonso y Xavier Buxó. Ediciones Superkrack

Web Escalatroncs

Web Silencio Mineral

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *